Embajador Camilo Reyes se pronunció sobre temas tratados en la ‘Evaluación del Proceso de Paz de Colombia: El Camino a Seguir en las Relaciones entre Estados Unidos y Colombia’ en el Senado estadounidense

3/08/2017
Embajador Camilo Reyes se pronunció sobre temas tratados en la ‘Evaluación del Proceso de Paz de Colombia: El Camino a Seguir en las Relaciones entre Estados Unidos y Colombia’ en el Senado

 

Washington (ago. 3/17). El Embajador de Colombia ante los Estados Unidos, Camilo Reyes, emitió la siguiente declaración en respuesta a varios temas tratados en la audiencia ‘Evaluación del Proceso de Paz de Colombia: El camino a seguir en las relaciones entre Estados Unidos y Colombia’ celebrado por el Subcomité de Relaciones Exteriores del Senado sobre el hemisferio occidental, crimen transnacional, seguridad civil, democracia, derechos humanos y asuntos mundiales de la mujer.

Aplicación del Acuerdo de Paz

"La audiencia celebrada hoy por el Senador Rubio se llevó a cabo en un momento crucial en la historia de Colombia, al implementar un histórico Acuerdo de Paz que terminó con más de medio siglo de conflicto. Ahora, más que nunca, es fundamental fortalecer aún más la alianza bilateral entre Colombia y Estados Unidos”.

"Una parte crítica de la implementación del Acuerdo de Paz se logró el 27 de junio de 2017, cuando las FARC, según lo programado, entregaron más de 7.100 armas a las Naciones Unidas. A principios de esta semana, la ONU recolectó el primer contenedor de armas adicionales de las FARC. Con la fase de desarme, la ONU ha anunciado que supervisará la reintegración de los exmiembros de las FARC a la vida civil”.

"La transición a la paz seguirá exigiendo una gran cantidad de tiempo, recursos y liderazgo en Colombia, así como el apoyo continuo de la comunidad internacional, incluidos los Estados Unidos. Colombia es la nación que es hoy gracias en parte a nuestra asociación bilateral. Como nación que construye una paz estable y duradera, estamos bien posicionados para ser un aliado estratégico y socio económico cada vez más fuerte de los Estados Unidos”.

El tráfico de drogas

"Colombia está comprometida con la lucha contra las drogas ilícitas y reconoce la importancia de aumentar los esfuerzos nacionales y regionales. La aplicación del Acuerdo de Paz está transformando los territorios y proporcionando soluciones al problema de las drogas ilícitas”.

"Además de combatir el narcotráfico a través de la implementación del Acuerdo de Paz, hemos lanzado una robusta estrategia contra el narcotráfico, la cual incluye tres componentes clave: transformación y desarrollo de comunidades y territorios; políticas de interdicción y delincuencia; y la prevención del consumo y el tratamiento de la adicción”.

"El objetivo es erradicar 100.000 hectáreas de cultivos de coca - 50.000 hectáreas mediante la erradicación forzada y 50.000 hectáreas mediante acuerdos de sustitución de cultivos. Cada 50.000 hectáreas de cultivos ilícitos erradicados resultan en la eliminación de 300 toneladas de producción de cocaína; 750 millones de dosis menos; Y son cerca de $ 10 mil millones menos en manos de criminales".

Justicia

"Como parte del Acuerdo de Paz se creó una Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) como mecanismo para garantizar la justicia. El JEP supera los estándares internacionales y las medidas de justicia en otros acuerdos de paz, cumple con nuestras obligaciones internacionales y es consistente con el marco legal colombiano para la paz - el fundamento legal sobre el cual nuestro Congreso estableció el Proceso de Paz.

"La JEP no permite amnistía para los crímenes internacionales más graves, como genocidio, ejecuciones extrajudiciales, desplazamientos forzados, etc. Crea un sistema de rendición de cuentas con un tribunal nacional. Con este mecanismo, estamos sentando un precedente para la comunidad internacional, que puede proporcionar esperanza para abordar otros conflictos armados en todo el mundo”.

 

font + font - contrast